Seguidores

sábado, 14 de agosto de 2010

LA CHORRERA DE HERVAS

Lo mejor , sin saberlo , lo dejamos para el último día , en el camping preguntamos si en Hervás había piscina natural , la chica nos estaba indicando cuando un compañero le dijo que La Chorrera era más bonita , le dije que iba con un niño de cinco años , que daba igual , el camino no era muy difícil y merecía la pena , nos dio un plano y nos pusimos en marcha



A las montañas las miramos de tú a tú



Cuando llevabamos andados aproximadamente dos kilómetros nos encontramos con el Arroyo Forero , fué un pequeño y merecido descanso , el camino era bastante empinado , a ratos demasiado estrecho y con una buena h.... , quería decir caída , así que nos refrescamos en el arroyo y continuamos la aventura





Nos quedaba , sin saberlo , lo peor , el último tramo era casi de escalada , y el único que llevaba zapatos era yo , los demás chanclas de playa , nos cruzamos con un pastor que nos miró con cara de : " estais tontos o lo sois " ; después de tres kilómetros de dura ascensión en la montaña esta fué la imagen que vimos



Después de tanto esfuerzo por lo menos merecía la pena , era una cascada de unos treinta metros de altura , había una parejita que en cuando llegamos se les acabó la intimidad y decidieron marcharse , así que nos quedamos los cuatro solos y pasamos una tranquila comida en plena naturaleza , a la vuelta vimos la presa de Horcajo



A la vuelta como todavía nos quedaba ganas de marcha nos desviamos por un camino que nos llevaba a Las Charcas Verdes , unas pequeñas piscinas con el agua tan helada como siempre





Tardamos dos horas en subir cuando en el plano ponía que en cuarenta y cinco minutos se llegaba , pensamos que era culpa de subir en chanclas , pero nuestra sorpresa fué cuando vimos la distancia que andamos , tres kilometros de ida y otros tres de vuelta , más sube y baja para ver que tal es el camino , y las veces que los enanos se iban a ver algo , vamos que la paliza fué de las buenas , ya sé que aguantan , así que les he preparado algunas rutas por la sierra para que podamos ir en otoño , ya las ireis viendo

2 comentarios:

Alegría. dijo...

¡Qué maravilla! No sé cómo has podido "alcanzar la cumbre" con un niño de cinco años en chanclas, ¿acaso has cargado con él?
Un saludo.

CAARSA dijo...

Alegría ni se me hubiera ocurrido , entonces nos caemos todos , cuando van entretenidos son capaces de cualquier cosa , si nos vamos a ver zapatos , que suele ser llano , entonces protesta hasta yo

Un abrazo